Receta para hacer un lactofermentado de jícama con zanahoria

Zanahoria fermentada Foto: iStock

Zanahoria fermentada Foto: iStock

Receta para hacer un lactofermentado de jícama con zanahoria

Los alimentos fermentados son sumamente nutritivos, contienen importantes vitaminas del grupo B y la K2, difícil de encontrar en otro tipo de alimentos.  Poseen bacterias buenas que te ayudan a mejorar la digestión y promueven un adecuado funcionamiento del sistema inmunitario.

 

A continuación te digo cómo hacer un lactofermentado de jícama con zanahoria

 

Ingredientes

4 zanahorias ralladas

1 jícama mediana rallada

1 ucharada de sal marina

3-4 dientes de ajo picados fino (opcional)

Preparación

Mezcla la zanahoria con la sal.

Aprieta y amasa con las manos hasta sacarle el jugo.

Agrega el ajo y  mezcla bien

Pon en un frasco de vidrio presionando bien para que no quede aire y asegurándote que todo quede sumergido en el jugo. Si es necesario se puede usar algo pesado (un vasito de vidrio) para que la zanahoria y las jícamas no suban. Cierra bien.

Diariamente abre para dejar salir el gas y para verificar el avance de la fermentación.

Deja el frasco a temperatura ambiente, en donde no le de la luz, al cabo de 5 días a una semana ya podrás tener un alimento fermentado rico en probióticos naturales, y puedes dejarlo más tiempo.

Puedes agregar variaciones como uva pasa en lugar de ajo o también cebolla.

Tip: La j{icama es buena  porque mejora la digestión, fortalece los huesos, ayuda a perder peso, impulsa el sistema inmune, reduce presión arterial, mejora circulación. Es deliciosa fresca y fermentada.

 

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Melodijolola.com

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

 

Suscribete a Me lo dijo lola para que te dé los mejores tips

MÁS TIPS PARA TI

A Comer y a Tomar
15 loves
A Comer y a Tomar
9 loves
A Comer y a Tomar
2 loves

MÁS TIPS PARA TI