¡Tener un bebé sale carísimo! Ya lo sabíamos, pero hicimos cuentas

Un bebe en segundo plano, en primero su mamila con leche

Un bebe en segundo plano, en primero su mamila con leche

¡Tener un bebé sale carísimo! Ya lo sabíamos, pero hicimos cuentas

La preparación de la llegada de un bebé a un hogar implica contemplar, entre otros aspectos, todos los gastos que se generarán a partir del embarazo, el parto y los primeros meses de vida del nuevo integrante de la familia. Haciendo cuentas el gasto es mayúsulo. Obviamente como mamás, esto ya lo sabemos desde uhhhhhh... Pero me parece interesante la lista que mis amigos de Excélsior hicieron para que nos demos una idea. 

 

Para solventar este desembolso, durante los nueve meses de gestación y los primeros nueve meses de vida del bebé, se necesita un presupuesto aproximado de 260 mil pesos, de acuerdo con la tienda online bebe2go.

La firma indica haber realizado un estudio en el que se tomaron en cuenta los gastos médicos, alimenticios, de vestido y artículos duraderos en las ciudades de México, Cancún, Guadalajara, Monterrey y Puebla. Así, refiere que durante los nueve meses del embarazo, la mamá deberá conocer su condición de salud y la del bebé, por lo que el gasto por los honorarios de un ginecólogo van desde los 400 a los mil 200 pesos por visita mensual.

Los estudios médicos como ultrasonido obstétrico varían desde los 599 a los mil 500 pesos, un paquete básico prenatal va de los 600 a los mil 500 pesos, y las pruebas genéticas necesarias, en el primer trimestre y la semana 24, de los mil a los tres mil 200 pesos. Otro aspecto a contemplar son las medicinas, vitaminas, ácido fólico, calcio, suplementos alimenticios y ropa cómoda para la futura mamá, que van desde los mil 500 hasta los dos mil pesos.

Alumbramiento

En cuanto al costo del alumbramiento, éste varía pues si es parto natural va de los 17 mil a los 64 mil pesos, o si es cesárea de los 25 mil a 85 mil pesos, dependiendo del hospital que los papás elijan para recibir a su nuevo hijo.

 

Para ambos casos habrá que tomar en cuenta los costos por los honorarios médicos o un embarazo múltiple que podría generar gastos extras, pediátricos y de equipo por niño.

Hay que recordar que las instituciones gubernamentales de salud como el IMSS o ISSSTE otorgan un servicio gratuito a los derechohabientes, con la condición de asistir a las ocho citas y recibir todas las atenciones previas en ellas.

Otra alternativa es el parto casero, con precios que oscilan entre los 16 mil a los 50 mil pesos, que incluyen el pago de honorarios a la partera y la dula o acompañante que asiste psicológicamente a la madre antes, durante y después del alumbramiento.

En cuanto el bebé nace, hay que estimar los gastos en salud, alimentación y cuidado personal, vestido, bienes duraderos y juguetes.

En este aspecto, las consultas mensuales con un pediatra van de los 500 a los mil 300 pesos, la prueba del tamiz neonatal de los mil 500 a los tres mil 800 pesos, una cuna sencilla de 500 a 15 mil pesos, además de los gastos fijos como pañales, que pueden implicar una inversión de mil a mil 300 pesos por mes, y las fórmulas de los 180 a 380 cada semana.

Todos estos costos dependerán de los gustos, preferencias y presupuestos de cada familia, por lo que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recomienda comparar precios y preguntar por tarjetas de descuento y promociones. Conocer cuánto cuesta tener un bebé, puede ayudar a los futuros padres a generar un sólido plan de ahorro desde antes de la concepción.

Vía Excélsior

 

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

 

Suscribete a Me lo dijo lola para que te dé los mejores tips

MÁS TIPS PARA TI

Super-Mamá
16 loves

MÁS TIPS PARA TI