4 frases para que tus hijos dejen de hacer berrinche

4 frases para que tus hijos dejen de hacer berrinche

Ay, qué difícil es ser mamá, sobre todo cuando nuestros hijos quieren algo y cómo les decimos que no, empiezan con un gimoteo que termina en un berrinche descomunal. Entre que quieres evitarte la pena porque tu hijo no guarda silencio y no sabes cómo controlar la situación, cuando menos piensas terminas cediendo a su capricho… ¡Es horrible!

Pero… ¿Sabías que al final de cuentas aceptar sus términos sólo provocas que sea poco tolerante al a frustración?  Es por eso que en ocasiones ser firme en nuestras respuestas ayuda mucho… si no sabes qué decirle a tu pequeño para que se calme te comparto 4 frases que debes decirle a tu hijo para que deje de hacer berrinche:

(En lo personal me han funcionado…)

Ojo: resiste, cuesta trabajo en un principio, pero funcionan

“Preguntaste y ya te respondí”

Es una respuesta automática pero los niños en algún punto se aburren de escucharte la misma frase. Además, estás reforzando tu decisión.  Aquí te va el caso:

Hijo: ¿Mamá, puedo llevármelo?

Mamá: “No mi amor”

Hijo: “Pero mamá, no lo tengo”

Mamá: “Preguntaste y Ya te respondí”

Hijo: “Nunca me dejas tener lo que yo quiero”

Hijo: “Preguntaste y ya te respondí.”

 

Tal vez te puede interesar: Aprende a manejar los berrinches de tus hijos en público

 

"No pienso discutirlo ya"

En esta, la clave está en por decirlo así, en aplicar la “ley del hielo” o sea, en cuanto respondes y muestras tu postura no discutir. No estás alzando la voz y en un principio le explicas as razones por las que tu respuesta es NO. Si se muestra insistente no tendrás que engancharte. Un ejemplo

Hija: “¿Puedo comer postre?”

Mamá: “No, necesitas acabar primero tu comida.”

Hija: “Por favor…”

Mamá: “No está a discusión.”

Hija: “Pero mamaaaá”

Silencio

Tal vez te mirará feo, pero sólo sonríe amablemente y continua en tus actividades…

 

“Fin de la discusión”

Esta es una clásica pero que mi mamá de pequeña me aplicó…. Alguna vez dije que no lo haría con mis hijos, pero de verdad que si me funciona.

Hija: “¿Puedo salir a andar en bicicleta?”

Mamá: “No, está lloviendo.”

Hija: “Pero sólo está chispeando… y me puedo cubrir.”

Mamá: No… fin de la discusión.”

Hija: “Pero por favoooor”

Mamá: “Preguntaste y respondí.”

 

Tal vez te puede interesar: Al educar hijos mimados, creamos adultos débiles

“Ya tomé una decisión; si continúas insistiendo habrá una consecuencia”

Nunca falta que tu hijo sea un poco… necio; pero al final tu eres la última que toma la palabra: enseñar a tus hijos que sus actos pueden traer consecuencias es fundamental. Los haces conscientes de sus decisiones y como no elegir bien puede ser contraproducente.

Hija: “¿Puedo jugar con el iPad?”

Mamá: “No mientras estemos comiendo.”

Hija: “Pero sólo es tantito.”

Mamá: Ya tomé una decisión, si continúas insistiendo habrá una consecuencia.”

Hija: “Pero sólo es tantito”

Mamá: “Lo siento, ahora no jugarás con ella toda la tarde.”

 

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

 

Suscribete a Me lo dijo lola para que te dé los mejores tips

MÁS TIPS PARA TI