Cómo acelerar el metabolismo después de los 35 años

¿Cómo acelerar el metabolismo después de los 35 años?

¿Cómo acelerar el metabolismo después de los 35 años?

Cómo acelerar el metabolismo después de los 35 años

Cumpliste 35 años, ya superaste la crisis de los 30, tu vida laboral y, probablemente, emocional están más estables. Tristemente, también es común que notes un aumento de peso o que la ropa empieza a quedarte ajustada. Afortunadamente, acelerar tu metabolismo te ayudará a solucionarlo.

 

¿Qué es el metabolismo?

El metabolismo es el proceso en el cual el cuerpo convierte la comida y bebidas en energía. Sin embargo, comúnmente llamamos metabolismo a la tasa metabólica basal o metabolismo basal, es decir, la medida de la velocidad a la que quemas calorías en estado de reposo (pues el cuerpo necesita energía para funciones básicas como respirar o hacer circular la sangre).

 

Aunque puede desempeñar un papel en tu aumento de peso, también repercute tu nivel de actividad física. Algunos factores que influyen en tu metabolismo basal son el sexo, composición corporal y edad, donde hay un factor común: a mayor cantidad de músculo, más calorías quemas o más rápido es tu metabolismo.

 

 

 

Formas de acelerar tu metabolismo después de los 35 años

En una persona saludable (sin trastornos metabólicos), el metabolismo funciona eficazmente (al ritmo de cada uno), sin embargo, hay cosas que puedes hacer para modificarlo y darle un empujón para funcionar un poco más rápido:

 

1. Incrementa tu actividad física… o actívate. Es sabido que el trabajo, la pareja, los hijos y demás proyectos, hacen que poco a poco te vuelvas más sedentaria, por eso es importante incluir al menos 30 minutos de actividad diario. De esta forma no sólo quemarás más calorías por el ejercicio, sino que reducirás la cantidad de grasa, lo cual acelerará tu metabolismo.

 

2. Incluye entrenamiento con pesas. No sólo se trata de reducir la grasa, sino aumentar la masa muscular. Asimismo, las pesas fortalecerán tus huesos, algo muy importante conforme avanza la edad, pues también es una buena estrategia para prevenir la osteoporosis.

 

3. Ríe más y sinceramente. No es broma, según un estudio de la Univesidad de Vanderbilt, la risa genuina puede lograr que aumente tu gasto energético en un 10% a 20% por encima de los valores de reposo. Así que ya sabes, ríe mínimo de 10 a 15 minutos diarios.

 

4. Mastica los alimentos. La moda de los jugos y batidos es negativa para tu metabolismo, pues la termogénesis, es decir: digerir, absorber, transportar y almacenar los alimentos, también influye en la tasa metabólica basal. Por lo tanto, quemas más calorías si comes sólidos.

 

5. Una manzana al día. Además de mantener al doctor alejado, prevendrás el síndrome metabólico, un trastorno que se asocia con una mayor grasa abdominal, enfermedades cardiovasculares y diabetes. Según un estudio de Wake Forest Baptist Medial Center, por cada 10 g de fibra soluble (presente en las manzanas) extras al día, se reduce 3.7% de grasa visceral en 5 años.

 

6. Duerme suficiente. Si por las preocupaciones o responsabilidades duermes sólo un par de horas, es momento de cambiar ese hábito. Aunque no tiene que ver directamente con el metabolismo, no dormir sí puede afectar tu peso; según un estudio, no dormir te hace vulnerable a tener más hambre y, por lo tanto, comer en exceso. Esto porque tu cuerpo requiere un extra de energía para seguir despierto.

 

No es tan difícil ayudar a tu cuerpo a quemar más calorías, sólo recuerda que todo está en el balance entre una alimentación saludable, actividad física y descanso. Pero sobre todo, disfrutar cada etapa de tu vida y cuidar tu cuerpo pensando en el futuro.

Cortesía de Salud180

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

 

Suscribete a Me lo dijo lola para que te dé los mejores tips

MÁS TIPS PARA TI

MÁS TIPS PARA TI