Telegonía, ¿te imaginas que tus hijos se parezcan a tu ex?

Telegonía, ¿te imaginas que tus hijos se parezcan a tu ex? Fotos: iStock

Telegonía, ¿te imaginas que tus hijos se parezcan a tu ex? Fotos: iStock

Telegonía, ¿te imaginas que tus hijos se parezcan a tu ex?

Pensar tan solo en la posibilidad me da calosfríos. Imagínate que tus hijos, por extraño capricho genético que nada tiene que ver con una infidelidad, se parezcan a… ¡tu ex!  Pues sorpréndete porque esto, al parecer, existe, se llama telegonía.

La telegonía es una teoría científica que afirma que "la transmisión de la herencia genética podría tener ciertos caracteres de otro macho que se hubiera apareado con la hembra anteriormente”, eso es lo que dice la Wikipedia. ¡¿Qué, qué?!

La idea fue expuesta por primera vez por Aristóteles, pero fue el biólogo alemán August Weismann (1834-1914), quien acuñó el término.

La telegonía nada tiene que ver con una infidelidad

La realidad es que no hay muchos experimentos al respecto. En 1820, Lord Morton cruzó una yegua con una subespecie de cebra llamada cuaga, obteniendo un híbrido. Posteriormente la apareó con un caballo árabe y la nueva descendencia siguió con características de la cuaga.

Aunque hicieron algunas pruebas más, los científicos no obtuvieron nada concreto, así que desecharon la teoría.

 

Aún faltan investigaciones

Una idea “obsoleta” que vuelve a surgir

Una investigación, publicada por el Ecology Lettersha volvió a traer la telegonía en el debate científico. Parece ser que, en pruebas con animales, se detectó que algunos machos no progenitores podían influir en los rasgos del resto de los descendientes de la hembra.

Rasgos de tu ex... ¿en tus hijos?

Angela Crean lo explica así: “Sabemos que los rasgos que presentan las familias no están únicamente influidos por los genes que se pasan de los padres a los hijos. Nuestros nuevos descubrimientos llevan esto a un nuevo nivel, mostrando que un macho puede transmitir también algunas de sus cualidades adquiridas a las crías engendradas por otros machos, pero no sabemos si esto se puede aplicar a otras especies”.

La investigación de los científicos de la Universidad del Norte de Gales fue realizada en la mosca de la fruta. Las hembras que fueron cruzadas con machos de gran tamaño, tuvieron críos más grandes, aunque el progenitor real hubiese sido una mosca pequeña.

La telegonía aún no se ha estudiado lo suficiente

Podría no ser tan descabellado

Esta vez la comunidad científica ha decidido optar por hacer más estudios y no descartar esta posibilidad como en el pasado. ““hasta hace poco se habría pensado como algo imposible porque se pensaba que el genoma del ADN sólo se pasaba a las futuras generaciones por el macho”, explicó a The Guardian John Parrington, profesor de la Universidad de Oxford.

“Cada vez hay más evidencia de cambios epigenéticos (procesos que modifican la actividad del ADN sin alterar su secuencia), los cuales pueden transferirse a  lo largo de dos generaciones. Cosas que se pensaban que eran imposibles podrían, de hecho, no ser tan descabelladas”, dice Parrington.

La telegonía podría no ser una teoría tan descabellada.

 

 

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

 

Suscribete a Me lo dijo lola para que te dé los mejores tips

MÁS TIPS PARA TI

Entre Amigas
17 loves

MÁS TIPS PARA TI