“Sí, yo soy LA mamá odiosa… ¡y me vale!”

iStock

iStock

“Sí, yo soy LA mamá odiosa… ¡y me vale!”

Sé perfecto que las mamás del grupo de Gore me han de alucinar por varios motivos, entre ellos, que soy súper recta y estricta en cuanto a la educación, comportamiento y el hacer lo correcto por parte de mi hija. Les cuento. Todo comenzó el martes por la noche cuando una mamita preguntó en nuestro grupo whatsappero si el miércoles (o sea, ayer) habría clases normales:

Mamita de Yunuen Aitana:

“Mamis, sabran si ay clases mañana? Ya sabes por lo de la virgensita!”

Mamita de Iker Tadeo:

“Yio kreo k no deverian ir, muchos no ban pork es oficial”

Mensaje del profesor (reenviado por nuestra vocal de grupo):

“Estimados padres de familia

Les envío un cordial saludo y les informo que el día de mañana sí habrá clases en la primaria, dado que no es un día feriado oficial. Sin embargo, cada año el día 12 de diciembre tenemos poca asistencia en la escuela, por lo cual si asiste más de la mitad del grupo continuaré trabajando el temario como de costumbre y si son pocos alumnos realizaré actividades de repaso.

Sin más, les deseo una bonita noche”

Pensé que había quedado más que claro o que TODAS teníamos la misma comprensión lectora. Error. Todo se vino abajo porque la debacle, el horror y el pleito iniciaron con el mensaje de la mamita de Tamara Guadalupe:

Mamita de Tamara Guadalupe:

“Pues deveriamos ponernos de akuerdo kienes si o no ban a ir para k no afekte a los niñios k no van a ir y no es justo ke les afekte no kren?”

¿¿¿QUÉ DIJOOOOOO??? Amén de la nula buena ortografía me prendió el hecho de proponer NO IR A LA ESCUELA cuando claramente el profesor dijo que sí habría clases. No suelo responder más allá de las tareas o alguna otra cosa, pero esto no lo iba a pasar. Así que escribí:

Mamita de Paula Goretti:

Particularmente creo que, si no es un día de descanso oficial, los pequeños deben asistir a sus clases. Mi hija sí acudirá normalmente. Excelente noche.

Obvio, nadie me peló. Así que ayer yo cumplí mi palabra: seguí mi rutina habitual y llegamos puntuales a la escuela. ¿Qué paso? Que efectivamente parecía despoblado el lugar, salvo por la presencia de una veintena de pequeños con sus padres y sólo el señor del pan hizo su agosto porque ninguna de las doñitas de los desayunos salió. El profesor no mintió: él llegó y eran alrededor de 12 niños del grupo de Gore, casi la mitad. Él iba a dar su clase cuando le llamó el director del plantel. Determinó que no se diera la clase porque sólo ese grupo y uno de cuarto se habían juntado, eso sí: debía tomar asistencia y a los demás dejarles su falta. Lo justo.

Nada les parece

Con esa encomienda, Gore pasó lista y nos fuimos. Ella decidió quedarse en la guardería con su hermano y yo me regresé a trabajar a casa de mi señora madre. Todo tranquilo. ¡Ah!, pero por la tarde se desataría la tormenta (oooootra vez): en el grupo, una pregunta bastó para darme cuenta del tipo de valores que cada mamá inculca a sus hijos:

Mamita de Joselyn Rebeca:

“Mamis, mañana hay clases?”

Mamita de Paula Goretti:

“Sí, clases normales: hoy el profesor tomó lista de los niños que sí asistieron (los demás tendrán su correspondiente falta) y nos mencionó que mañana todo en horario normal para que puedan ensayar el villancico del evento de la tarde”

¡UUUUUYYYYY, con eso tuvieron!

Mamita de Yoani Montserrat (sí, la misma con la que me peleé por el libro de colorear de Gore ¬¬’):

“Jajajaja y porke falta? Si no hubo clases creo q tampoco debe tomar la asistencia... Es muy incongruente… Además el profesor comentó q era opcional ir o no... Entonces xq la falta.. A los q no fueron.. Jajaja”

¿Es en serio? ¿Dice que es incongruente? ¡No, señora! Es lo mínimo que se merecen y no sus hijos: ustedes por ser irresponsables. ¿Y eso le parece gracioso? ¡Tache! Así que se dio el siguiente diálogo:

Mamita de Paula Goretti:

“El profesor nunca dijo que era opcional, él dijo que si iba la mitad del grupo daría su clase (lo que casi sucedió)... Les tomó en cuenta su asistencia porque (cito sus propias palabras): “nos agradecía nuestra responsabilidad como padres al llevarlos a la escuela en un día que ciertamente no es feriado oficial”, por eso ellos tienen asistencia y los demás no”

Mamita de Yoani Montserrat:

“Jajajajajaja ok, pues muuuuchas gracias por la información”

Mamita de Brianda Yanet:

“Buenas noches, perdón x el comentario… es obligación y responsabilidad de nosotros como padres el mandar a los pekes... No es un día festivo, eso ya depende de uno mismo como tomarlo… Al igual no ataquemos ni nos burlemos de nadie cuando uno mismo pone el desorden”

Mamita de Paula Goretti:

“Concuerdo: tal como les mencioné ayer, mi hija acudiría a clases normales porque no es un día feriado. Mamitas: la responsabilidad empieza en casa y los valores los inculcamos nosotros. Así enseñamos a ser responsables a nuestros hijos desde pequeños”

¡Tómalaaaaaa! En un momento dado me aparecía el “escribiendo…” de la mamá de Yoani Montserrat y después de media hora ya no respondió, pero me quedó muuuuuy claro el tipo de educación que elige dar a su hija: en el caso del libro para colorear que le quitó a Gore le enseñó que no importaba que fuera barato o que no fuera de ella, podía destruirlo sin problema y ahora con esto podría no asistir y no habría consecuencia. El remate vino hoy que fui a recoger a mi duenda, cuando estaban otras mamitas afuera y entregamos la coperacha del convivio navideño, cuando una de ellas dice:

“¿Sí le vamos a decir al maestro que les quite la falta a los niños? Es que no es justo que por unos cuantos luego les baje un punto”. Así que le contesté: “Pues a mí no se me hace justo que los que sí fueron responsables y vinieron a clase no se los tomen en cuenta de alguna manera, si fuera al revés, no le parecería injusto. Hay que asumir las consecuencias de nuestras decisiones”, le expliqué en el tono más neutro que encontré.

Lógicamente me clavó una mirada asesina y ha de haber reconocido que yo soy la alborotadora que se pelea con medio mundo. Esta situación sólo me dejó que, número uno, sí soy muy recta y coherente con los asuntos que tienen que ver con la educación de mis hijos y les enseño a cumplir con su obligación primordial que es ir a la escuela; número dos, yo sí tengo comprensión lectora y acato las reglas del profesor a rajatabla: dijo que habría clase, así que fui y dejé a Gore, no empecé a organizar la “matada de clases” colectiva y número tres, que soy la mamá más odiosa (¡y por lo visto odiada!) de toda la primaria. ¿Y saben qué? ¡ME VAAAAALE! Al menos me odian por hacer lo correcto.

Sigue a la autora en Twitter: @fahrez10 

En Facebook: @fhdzperez

No te pierdas:

De mamá a mamá, ¡arréglate por favor!

Las mentiras no tan piadosas de las mamás

Hablando de niños remilgosos

Busca todas las colaboraciones de Faby Hdz en http://www.melodijolola.com/faby-hdz-perez

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Melodijolola.com

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

 

Suscribete a Me lo dijo lola para que te dé los mejores tips

MÁS TIPS PARA TI

MÁS TIPS PARA TI