Salir sin tus hijos no te hace una mala madre, ¡grábatelo!

iStock

iStock

Salir sin tus hijos no te hace una mala madre, ¡grábatelo!

La  culpa es algo con el que las mamás luchamos todo el tiempo.  Lo he vivido. Yo también he pensado que soy una “mala madre” si me tomo un ratito para mí, voy al gimnasio, por un café o con las amigas.

Me cuesta muchísimo trabajo salir sin mis hijos. Te voy a contar por qué me pasa esto (estoy segura no soy la única) y por qué sí debes darte un tiempo para ti.

El tiempo que nunca es suficiente

Soy de esas mamás que se despiertan muy temprano para prepararlos, llevarlos a la escuela e ir corriendo al trabajo.

Luego de 8 horas fuera, tiempo en el que el transporte escolar los regresa a casa y la abuelita les da de comer, llego para hacer tareas, labores de casa y jugar un poco con ellos.

Están contentos, cada segundo que estamos juntos lo aprovechamos.  Pero en mi interior hay tristeza. Siento que el tiempo que les dedico es poco, y por tanto, “no merezco tiempo para mí”. ¡Vaya telarañas en la cabeza!  Sé que esos pensamientos son erróneos, pero creo que tal vez te pase igual, por eso lo comparto.

Mamá e hijo

Salir sin ellos no me hace mala madre

No te voy a mentir, sigo en el proceso de entender que salir sin hijos no solo no me quita “mérito” como mamá, sino que me hace mejor persona, mejor pareja y mejor madre porque puedo darles un tiempo de mayor calidad y feliz.

Creo que la clave es el balance. Mi rol de mamá no debe anular mis otros roles como mujer. Me costó trabajo, pero ahora sé que no puedo ni debo dejar de lado mis intereses personales, mi vida, mis amistades, mi pareja, mi trabajo y mis estudios. Creo que anularme en todas estas otras facetas es un gravísimo error.

Haz ejercicio

Te invito a que tú también lo medites. Haber adquirido la convicción de ser madre no quiere decir que esa deba ser tu único papel en la vida. ¿Ya pensaste que pasará cuando tu hijo crezca y deba hacer su propia vida? Tenemos que sacarlos adelante, pero antes de la llegada de los niños, eras una persona con intereses y necesidades.

Los niños vienen al mundo para que les demos apoyo, para que los criemos, seamos su guía, los acompañemos  y los preparemos para ser autosuficientes.

No podemos dejar nuestras vidas para dedicarnos exclusivamente a ellos. Si lo hacemos descuidamos otras relaciones: la pareja, las amistades, tú misma. Créeme, a la larga eso te pasa factura.

Con todo esto no te quiero decir que te vayas al otro extremo, sino que te hagas espacio para todo. ¡Claro que se puede! Yo estoy en eso. ¡Inténtalo!

Salir sin hijos

No te pierdas:

Salir con amigas, mejora la salud

Cómo evitar que la amiga sin hijos se aleje

El regreso de las vacaciones sin hijos

 

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

 

Suscribete a Me lo dijo lola para que te dé los mejores tips

MÁS TIPS PARA TI

Super-Mamá
6 loves

MÁS TIPS PARA TI