¿Qué es el tiempo fuera para los niños?

iStock

iStock

¿Qué es el tiempo fuera para los niños?

Hace un tiempo estaba en una entrevista con Ale Velasco, escritora, pedagoga, coach motivacional y conferencista, y me platicó acerca del tiempo fuera de los niños.

Era la primera vez que lo escuchaba con ese nombre. En mi época mi mamá me mandaba “al rincón” para reflexionar sobre mis actos, pero era literalmente un castigo. Me ponía frente a la pared y no me podía mover, tampoco podía hablar y nadie podía acercarse a mí en 15 minutos.

El tiempo fuera como método de disciplina

Hoy, el tiempo fuera es una variante más flexible y efectiva para corregir el comportamiento de los niños. Se trata de dar a ambas partes un espacio para calmarse. No es mandarlo al rincón, sino poner pausa de cinco minutos.

En inglés se le conoce como Time Out, y es una técnica psicológica de modificación de comportamiento que se usa para corregir el comportamiento infantil. Lo ideal es que este “aislamiento” no exceda los 10 minutos, un minuto por cada año de vida en niños. Y debe ser aplicado inmediatamente después de realizada la conducta que se desea eliminar.

Tipos de tiempo fuera:

Hay cuatro variantes

Tiempo fuera de aislamiento: Mandar al niño a un lugar a solas.

Tiempo fuera de exclusión: Puede permanecer en el lugar, pero se le niega acceso a las actividades familiares. Se le puede tapar los ojos, por ejemplo.

Tiempo fuera de no exclusión: Puede permanecer en el lugar, sin acceder al vínculo social, mientras presencia cómo otros sí acceden a él.

Tiempo fuera autoimpuesto: Muy útil para los papás. Se someten a sí mismos a un tiempo fuera a fin de evitar confrontaciones (también usado en terapias de pareja).

Pasos para aplicar el tiempo fuera

1. Antes de aplicar el tiempo fuera hay que dar una advertencia. Por ejemplo, si el niño no quiere guardar sus juguetes puedes decirle: “Si no los guardas, tendrás tiempo fuera”. Si atiende el llamado, reconócele, de lo contrario cumple e implementa el tiempo fuera.

2. Aplica el tiempo fuera de inmediato y dile por qué con voz firme, pero calmada. No sermonees, ni regañes, ni discutas, pero tampoco aceptes excusas. No hables mientras lo llevas a la silla del tiempo fuera.

3. Ignora gritos y promesas de portarse bien. Tienes que cumplir con el tiempo fuera. Pero no lo humilles, una silla está perfecto, nada de “contra la pared” y menos las “orejas de burro”. No dejes que nadie le hable, ni permitas que juegue con algo. Si se sale del lugar asignado, vuélvelo a poner ahí y no le hables mientras lo haces, es posible que debas regresarlo varias veces.

4. Finaliza el tiempo fuera: Por lo general dura 5 minutos. Un minuto por año. Cuando termine el tiempo fuera dile otra vez por qué le asignaste ese timeout y qué conducta esperas de él. Dale la oportunidad de seguir otra  indicación y elógiala si la lleva a cabo. Si se porta mal, repite el tiempo fuera.

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

 

Suscribete a Me lo dijo lola para que te dé los mejores tips

MÁS TIPS PARA TI

MÁS TIPS PARA TI