¿Cómo preparar tu pecho para la lactancia?

iStock

iStock

¿Cómo preparar tu pecho para la lactancia?

Me gusta platicarte mi experiencia como mamá porque sé que tal vez tú tengas las mismas dudas que yo tuve en su momento. Una de ellas fue la lactancia, ¡ah qué trabajo me costó! Al principio todo se me complicó, hasta que la pediatra de mi niña me dio varios tips. ¿Sabías que se puede preparar tu pecho desde meses antes?

Cómo preparar tu pecho para la lactancia

En el último trimestre del embarazo puedes  empezar a preparar tu pecho para amamantar.

1. Durante la ducha, date ligeros masajes con agua tibia. De forma circular y vertical, con esto vas estimulando los canales por donde saldrá la leche.  Puedes repetir antes de dormir con un poco de aceite de almendras dulces.

2. Toma el pezón entre el pulgar y el índice y hazlo rotar hacia la derecha y luego en sentido contrario.

3. Coloca los pulgares en los bordes de la aréola y muévelos en sentido horizontal y vertical.

Lactancia

Una vez que tengas a tu bebé es muy importante lo siguiente:

Lo primero es tranquilizarte. Si te estresas, piensas que no puedes o te desesperas, lo único que conseguirás es que el proceso sea más tardado.

Al principio sentirás que “no te sale nada”, pero créeme, la naturaleza es sabia. El poco líquido que te sale, el calostro, es sumamente nutritivo.  

Cuando tu bebé está recién nacido, pégatelo todo el tiempo. Poco a poco verás que tu producción de leche aumenta.

No dejes los masajes de senos y pezones. Los mismos que te recomendé antes, síguelos aplicando.

Fundamenta que tomes muchos líquidos y te sigas suplementando (las vitaminas que te dio el doctor durante el embarazo, no las dejes, al menos en los primeros meses de lactancia).

Come alimentos lactogénicos (que ayudan a la producción de leche): verduras de hoja verde, zanahoras, betabel, higos, almendras, brócoli, papaya...

Vigila cómo se engancha tu bebé (le llaman baby´s latch y es la forma como toma el pezón y succiona la leche). La mayoría de las molestias porque el bebé no se "pezca bien".

Si la areola se “agrieta”, te recomiendo colocar un poco de aceite de almendras dulces para humectar la zona y evitar que arda. Recuerda limpiar antes de ofrecerle leche a tu bebé.

Muchos recomiendan evitar el uso de pacificadores (chupones) porque interfieren en la lactancia. 

Llegará un punto en que tengas mucha leche. Eso también es molesto, porque los senos se sienten pesados y con “bolas”. Si ya le diste de comer a tu bebé o estás en el trabajo, usa el extractor de leche y refrigera. No dejes que se acumule.

La leche materna es la mejor fuente de nutrición para tu bebé, le brinda muchos anticuerpos, energía y todas las vitaminas y minerales que necesita.

Te dejo esta infografía, puede servirte

Infografía-lactancia

No te pierdas:

Attach: La mantita perfecta para la lactancia

Beneficios de la lactancia

Mitos y realidades de la lactancia

 

 

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

 

Suscribete a Me lo dijo lola para que te dé los mejores tips

MÁS TIPS PARA TI

MÁS TIPS PARA TI