5 formas de enseñar a tus hijas a que amen su cuerpo y que sean adultas seguras

5 formas de enseñar a tus hijas a que amen su cuerpo y que sean adultas seguras

Cuando eres mamá de niñas tienes un gran reto: educarlas para que sean seguras de sí mismas pero, ¿Cómo lograrlo? Si la publicidad, las series  y hasta en la escuela establecen que las mujeres solo importan por su físico.

Aunque somos cada vez más  las mamás preocupadas por lograr esto, una forma de hacerlo es fortaleciendo  su amor propio y aceptando su cuerpo.  Haciendo un review, encontré 5 formas de enseñar a tus hijas a que amen su cuerpo y que sean adultas seguras

Jamás le digas que se comporte como una “señorita”

 

 

A mí  me lo decían tanto que me la pasaba fatal cuando quería jugar y créeme, tus hijas  también si  a cada rato les dices que se comporten como señoritas

Usar constantemente esta frase lo único que provoca es que crea que solo se le quiere si está impecable y solo crecerá con inseguridades.

princesa

Cuida como hablas de otras mujeres frente a ellas

¡Los niños parecen esponjas! Y por lo mismo recuerda muy bien el como te expresas; si tu hija te escucha decir que “fulanita se ve gorda” “perenganita está muy vieja”, podrá pensar que una mujer solo es deseable si es delgada y joven.

Cuidar como hablamos de nuestro género ayuda a mantener el mensaje correcto de que el físico no es importante si no otras cualidades.

Se coherente y flexible contigo

No seas tan dura y criticona con tu persona porque entonces tus hijas no te creerán; si estás enseñándoles que deben amar sus cuerpos  como son pero, tu expresas que te ves demasiado gorda o tu piel es horrible, no te creerán.

Habla de mujeres talentosas sin hablar de su físico

Personajes como Mulán o Mérida, son claros ejemplos de estos. Buscar ejemplos de mujeres que inspiren por sus talentos es ideal para que vean que el físico no lo es todo.

 

 

Elogia sus talentos y pregúntale cómo se siente

Recuerda que tus hijas están expuestas a las críticas y,  si una compañera de clase la molesta o resaltas tu niña  defectos, Por favor, no le respondas con un “no les hagas caso, tu eres bonita”.

 Mejor escúchala y deja que te diga como se siente, resuelve sus dudas y explícale la situación, sin dejar de recordarle que también tiene otras cualidades y talentos que no son físicos.

 

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

MÁS TIPS PARA TI