Leyendas mexicanas: La llorona

La leyenda de la Llorona Foto: iStock

La leyenda de la Llorona Foto: iStock

Leyendas mexicanas: La llorona

Estamos muy cerca del Día de Muertos y en esta época me gusta mucho contar a mis peques leyendas mexicanas. Ayer empecé con la clásica historia de La llorona. ¡Es de sus favoritas!

Ojo,  te recomiendo que la cuentes solo a niños grandes (10 u 11 años). Los más pequeños pueden asustarse mucho. También te puede servir si decides hacer una clásica fogata en familia o en la fiesta de disfraces. Te la dejo. ¡¡Ay, mis hijos!!

 

La leyenda de La llorona

Cuenta la leyenda que hace mucho, mucho tiempo, existió una mujer muy bella de rasgos indígenas que se enamoró de un caballero español.  Pasaron los años y la pareja tuvo tres hermosos hijos.

Un día, el hombre abandonó a su familia para conquistar a una dama de alta sociedad. La mujer, cegada por el odio y la venganza, sacó a sus tres niños de la casa y se dirigió a la orilla del río.

Enloquecida de furia, trató de dañar al hombre que amaba a través de sus propios hijos.

Primero tomó al más pequeño en brazos y lo sumergió en el agua hasta que el cuerpecito dejó de moverse. Hizo lo mismo con sus otros dos hijos, una niña y un niño.

Inmediatamente después de haberlos ahogado recobró la lucidez y comprendió con impotencia y desesperación las consecuencias de sus actos. No pudo con el dolor y la culpa y se suicidó. Desde entonces deambula por las calles de distintas ciudades al caer la media noche.

Dicen que especialmente se aparece cerca de lugares donde hay agua (o donde alguna vez hubo un río), y repite sin cesar “¡Ay mis hijos!”. Su espíritu se encuentra atrapado en los instantes siguientes al crimen. Primero busca a los niños sin cesar en las cercanías del rio, luego recuerda lo que hizo y grita llorando por ellos.

 

Hay muchas versiones

Las raíces de esta mujer, y los motivos que la llevan a vengarse, varían de acuerdo con la versión.  Algunos dicen que era de ascendencia española y, otros, indígena. Hay versiones que indican que no los ahogó, sino que con una daga los apuñaló.

Así mismo hay quienes cuentan que se trata de una mujer que se aparece específicamente a hombres borrachos y a través del susto les castiga. Otros que le gusta espantar a hombres infieles.

Quienes la han visto dicen que su rostro es muy hermoso, va vestida de blanco, pero en el momento en que recuerda a sus hijos, se convierte en un atormentado demonio. Algunos aseguran haberla visto de lejos,  flotando, siempre con un largo y aterrador grito: “¡Ay mis hijos!”.

 

No te pierdas: 

Halloween y los disfraces

¿Cómo hacer pintura para Haloween?

Personajes de Coco, festivales y actividades de muertos en Guanajuato

 

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

 

Suscribete a Me lo dijo lola para que te dé los mejores tips

MÁS TIPS PARA TI

¿Qué Hacer?
0 loves
¿Qué Hacer?
1 loves

MÁS TIPS PARA TI