Confesiones de mamá: Ya no puedo ser Perfecta

Confesiones de mamá: Ya no puedo ser Perfecta

Llevo 11 años tratando de ser la mamá perfecta y fallando rotundamente. Supongo que eso no es sorprendente; todo mundo que lo piense un poquito se da cuenta que es imposible llegar a nuestra idea de perfección. Lo que sí con es sorprendente es que sigo tratando de engañar a mis hijos que SÍ soy la mamá perfecta.

 

Lo que me estoy cuestionando ahora es si hacer todo este teatro a final de cuentas va a perjudicar o beneficiar a mis hijos. Si logro engañarlos tal vez les doy una infancia muy feliz y muy bonita, pero por otra parte también les estoy creando una imagen del mundo que no es real. No les estoy enseñando tolerancia a la frustración, no están aprendiendo que no siempre se puede tener todo lo que quieras, y más que todo, les estoy creando un modelo a seguir que es inalcanzable.

 

Como si todo lo anterior no fuera bastante, vivo angustiada porque lo que hago nunca es suficiente. No estoy satisfecha con la cantidad de tiempo que les dedico a sus proyectos de la escuela, cada fin de semana me rompo la cabeza para ver qué invento que sea un plan súper especial, o si estoy de mal humor y con poca tolerancia me torturo porque no fui capaz de mantener el cool y hablarles bonito cuando se peleaban en el coche.

 

En pocas palabras, estoy agotada de tratar día tras día de ser la “mamá ideal” y nunca lograrlo.

 

¿Qué pasaría si ya no tratara de ser la mamá perfecta? ¿Si mejor les dijera a mis hijos que voy a fallar en muchas cosas? ¿Si acepto mi imperfección y les enseño a ellos a aceptar la suya?

Creo que en una de esas me sorprendo y me hago la vida más fácil, y de pasada les enseño a mis hijos a ser personas más balanceadas y felices.

Si entiendes de lo que estoy hablando por favor escríbeme a sofiademama@gmail.com

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

MÁS TIPS PARA TI

MÁS TIPS PARA TI

Super-Mamá
11 loves