Cambios físicos en el Embarazo

Cambios físicos en el Embarazo

Lo aceptemos o no, la mayoría somos vanidosas y confieso que estaba muy asustada con lo que podría ir pasando con mi cuerpo ahora que estoy embarazada; ya sabes, luego hay esas leyendas de “la prima de una amiga” que le creció la nariz muchísimo, que de lo hinchada que estaba no se le veían los ojos… ¡¡¡AAAA!!!  Pero por otro lado, se dice que el estado más bonito de la mujer  es el embarazo por eso hay que cuidarnos en lo que podamos y resaltar lo que ahora ha mejorado. 

Por ejemplo, se rumora que en el embarazo el pelo es más bonito, así que aunque la cara se me hinche un poco, acepto que ahora siento mi pelo con más volumen y brillo, ¡traerlo amarrado no es opción! Para esa hinchazón en la cara, el agua de jamaica me ha ayudado muchísimo, aunque la retención de líquidos me ha sido inevitable…  Pero no veamos sólo lo malo, ésta se compensa por el famoso resplandor del embarazo, que  ¡no es un mito! Lo que pasa es que la piel retiene más humedad y por eso brilla, andamos chapeaditas y hasta los ojos traen más  luz… suena súper cursi, pero hay que aprovechar ese brillo natural ¿no? 

El busto es un área ultra sensible, va creciendo y molestando muchísimo…pero lo  bueno es que podemos presumir  un escote más bonito, ¿y quién no quiere eso?  Un cambio obvio es la panza, yo  al principio parecía que había tomado unas cervezas de más…nada atractivo. Pero ya ha ido creciendo ¡y se siente padrísimo! Y aunque ahora presumo mi pancita, me dan pavor las estrías, así que me obligué a ser disciplinada humectando mi piel constantemente. Otras mamás me recomendaron las cremas de Cocoa Butter  (de Palmer´s) y ahora no puedo vivir sin ellas. Sería una egoísta si no te lo digo, ¡porque son un must en esta etapa! Por ejemplo el Bálsamo de la Panza es una delicia en la noche y tu pancita amanece completamente humectada, aparte huelen delicioso y hay una para cada área.

Subir de peso es inevitable, y ¡por favor no seamos unas exageradas! Antes me estresaba subirme a la báscula, pero mi esposo me recordó que ese aumento es sinónimo de que nuestro bebé va creciendo…¡y así hasta lo disfruto! Digo, tampoco hay que dejarnos ir, sí consentirnos, mientras seguimos una vida sana.

A lo que me refiero es que está en la actitud, podría fijarme en los granitos que a veces me salen o en que mis uñas están más bonitas que nunca. Si te SIENTES bien te vas a VER bien. Y acepto que ha habido días que me han salido lagrimitas berrinchudas porque ya no me queda mi  ropa (y culpo a las hormonas jajaja), pero realmente es cuestión de frenarse, sonreír y hasta disfrutar los cambios de tu cuerpo. Tómate fotos, siéntete guapa.  No vas a estar embarazada toda la vida ¿o si?

Por: Annie Barrios

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

 

Suscribete a Me lo dijo lola para que te dé los mejores tips

MÁS TIPS PARA TI

MÁS TIPS PARA TI