Al lavar tu esponja estás cultivando tu próxima infección

Al lavar tu esponja estás cultivando tu próxima infección

Aunque sea un hábito aprendido de casa, es mejor que no laves tu esponja para los trastes. Está comprobado que lo único que estás haciendo es... Cultivar bacterias que te puedan enfermar. 

 

Existe la creencia que meterla en el horno de microondas para matar a las bacterias es una manera de mantenerla limpia pero la verdad es que fortalezca a las bacterias más fuertes. 

 

Un estudio en Scientific Reports refuerza esta teoría, realizado por el microbiólogo de la  Universidad Furtwangen de Alemania,  Markus Egert, identificaron tan solo 362 especies de bacterias que habitan en las esponjas usadas. 

 

Y esto no es sucificiente, pues tengo que compartirte un dato más asqueroso y que hará que quieras quemar tu esponja ahora mismo: cerca de 82 mil millones de bacterias viven tan solo en 16 centímetros cúbicos de espacio,que resulta ser la misma densidad de bacterias que encuentras en una muestra de heces humanas. 

 

¿Por qué sucede esto?  Resulta que la esponja con la que lavas tus trastes atrae bacterias que llegan a través de la comida, piel muerta y otras superficies porque ofrece un espacio cálido húmedo e ideal para propagarse. 

 

Según el Egert, es recomendable usar una esponja nueva  cada semana más o menos; pero si en tu opción de ser más eco friendly no cabe, lo ideal es que la laves en lavadora con el agua más caliente posible y con detergente en polvo y cloro y la uses después para lavar cualquier otro lugar que no sea cocina. 

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

Noticias frescas para empezar cada día

MÁS TIPS PARA TI

MÁS TIPS PARA TI