Tips para eliminar la ansiedad cuando te pones a dieta

Tips para eliminar la ansiedad cuando te pones a dieta

Uno de los aspectos más difíciles de controlar cuando haces dieta es la ansiedad que sientes los primeros días. Después de un tiempo tu cuerpo se acostumbra a tu nuevo estilo de alimentación y ya no sentirás la necesidad de pan, dulces y otros alimentos que por lo regular te restringen cuando quieres bajar de peso, pero mientras eso sucede… ¿Qué hacer?  Sigue estos consejos.

Controla la ansiedad

Aprende a identificar la ansiedad

Parece elemental, pero muchas no tenemos idea y confundimos ansiedad con hambre. Para saber si lo que sientes es ansiedad contesta las siguientes preguntas:

Estabas tranquila, pero de pronto sentiste la “necesidad” de comer algo

Tu cuerpo busca un paliativo al aburrimiento, estrés, cansancio, depresión, ira. Lo motivos son muchos pero el hambre es progresiva, no “aparece de pronto”.

¿Puedes sustituir tu antojo por un snack saludable?

Cuando una persona tiene hambre puede calmar su hambre son comida chatarra, pero también con frutas y vegetales. Si deseas algo dulce, grasoso o panoso… ¡Ansiedad!

Comes aunque te sientes satisfecho

Cuando tienes hambre dejas de comer cuando te sientes satisfecho. Quienes comen por ansiedad, por el contrario, simplemente siguen para “pasar el rato” o porque les quita el estrés o porque les produce alegría, etc.  

 

 

Consejos para controlar la ansiedad

Una vez que identificas que estás comiendo por ansiedad, puedes controlarla. ¿Cómo?  Aquí tienes unos tips muy prácticos.

 

Come a tus horas

Lo principal es no dar oportunidad a que el hambre real se manifieste. Nunca dejes pasar más de 5 horas entre cada comida porque obviamente eso aumenta tu apetito y hace que la ansiedad se manifieste al 1000%.

horario de comida

No olvides tus colaciones

La idea de comer tres veces al día ya quedó en el pasado, ahora se sabe que debes hacer al menos 5 comidas (obvio, dos pequeñas colaciones) para estimular las funciones de tu metabolismo. Fuera garnachas o dulces de la maquinita, prefiere fruta, frutos secos o vegetales con chilito.

No olvides tus colaciones

Bebe líquidos

Agua, tés relajantes o jugos depurativos “entre comidas” te ayudan a controlar la ansiedad y ocupan el volumen gástrico, por lo que te brindan sensación de saciedad hasta que sea la hora de la comida.

Bebe liquidos

Aumenta  tu consumo de fibra

La fibra también nos ayuda a sentir saciados, pero además, hace que mejore el tránsito intestinal, llevándose a su paso todos los deshechos. Dirás adiós al estreñimiento.

 

Consumo de fibra

Incrementa tu actividad física

Lo repetiré hasta el cansancio, si haces ejercicio, bajarás en automático tu nivel de estrés y de ansiedad. Además de quemar calorías, liberarás endorfinas que nos hacen sentir bien.

Actividad física

Dile adiós a la culpa

La culpa es un círculo vicioso. Nos atracamos de comida por ansiedad, nos da culpa y el remordimiento nos hace comer más. Parece ilógico, pero así funcionamos. Por tu bien, tienes que comer consciente. Si ya guardaste la dieta por semanas y un día tienes un evento, fiesta o simplemente te dio ganas de comer un pastel (por ejemplo), cómetelo con responsabilidad, vuelve a los hábitos saludables y no te vayas “como hilo de media”. Recuerda que no subimos de peso por un pastel de vez en cuando sino por muchos pasteles y todos los días.

 

 

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

 

Suscribete a Me lo dijo lola para que te dé los mejores tips

MÁS TIPS PARA TI

Guapa y Sana
1 loves

MÁS TIPS PARA TI