¡No le quites la cáscara a la fruta!

¡No le quites la cáscara a la fruta!

Antes tenía la idea de que sólo ciertos tipos de fruta o verduras debían comerse con todo y cáscara, lo cual nos hace pelar y desechar la cobertura que justamente otorga grandes beneficios y nutrientes a la salud, a veces incluso más valiosos que la pulpa misma.

Recién me enteré que hay cáscaras que pueden ser consumibles, pero que necesitan licuarse o picarse muy finamente, además de lavarse perfectamente para poder ingerirlas, tal como las cáscaras de granada, plátano o piña. Y existen muchas frutas y verduras que comúnmente pelamos y que podemos comer directamente a mordidas, con tan solo lavarlas.

 

Te explico

 

Pepino

 

¿Te habías preguntado por qué en los regímenes alimenticios siempre existe la constante del pepino? Además de ser una verdura muy fresca y que se presta perfecto para muchos platillos, y bebidas, el mayor aporte que puede darte está justo en su cáscara, ya que es rica en fibra insoluble, la cual no solo ayuda a regular el tracto digestivo al ser consumida, sino que funciona como fuente de vitamina K, para mantener siempre fuertes los huesos.

Pepino

Foto: Unsplash

Mango

 

México es productor de uno de los tipos de mango más ricos y cuya cáscara suave se vuelve comestible: el mango manila. La cáscara de esta fruta no sólo es suave y de fácil degustación, sino que está llena de antioxidantes, los héroes para combatir la los radicales libres, aportar vitamina K y hasta reducir el colesterol, ya que contiene resvatrol, el cual además ayuda a combatir el cáncer.

 

Mango

Kiwi Zespri Sungold

 

No, no lees mal. Hasta octubre, en México puedes encontrar kiwi tipo Sungold, o lo que es igual: kiwi amarillo. Este tipo de kiwi originario de Nueva Zelanda, además de tener un color distinto al clásico verde, no solamente cambia en su sabor, al ser más dulce y jugoso que el rico kiwi tradicional, sino que su cáscara, similar a la de una pera, permite que te lo puedas comer prácticamente a mordidas sin ningún problema. La cáscara de este kiwi es rica en fibra y actinidina, la cual es un precursor natural para la movilidad de tu intestino, lo cual la vuelve perfecta para problemas de estreñimiento o simplemente para tener un tránsito regular normal.

 

 

Kiwi Amarillo

Sandía

 

Al igual que el pepino, esta fruta está compuesta en un 92% por agua, el resto se compone de fibra y azúcares. La fibra justo está concentrada en la cáscara, la cual, al igual que un apio, o una jícama, puedes picar en trozos, tiras o licuarla y usarla como un ingrediente más en ensaladas o para consumir como snack durante el día. La citrulina, principal aminoácido de esta fruta, escondida mayormente en su cáscara, es un activo principal para combatir la artritis reumatoide y a la regeneración de tejidos.

Sandía

Platicando con la nutrióloga mexicana, Mariana Mancera, me explicó que el consumo de fibra de fuentes naturales, cómo las cáscaras de frutas y verduras, así como las vitaminas y minerales en las mismas, son la mejor fuente para poder mantener un tracto digestivo óptimo y obtener nutrientes necesarios para el día a día.

 

Ahora ya lo sabes ¡No le quites la cáscara a tus frutas y verduras! Y dale una buena mordida a tu kiwi o a tu sandía con todo y cáscara.

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

 

Suscribete a Me lo dijo lola para que te dé los mejores tips

MÁS TIPS PARA TI

Guapa y Sana
0 loves

MÁS TIPS PARA TI