Niños influencers y la búsqueda de fama de sus padres

Instagram

Instagram

Niños influencers y la búsqueda de fama de sus padres

El fenómeno de papás que quieren conocer la fama a través de sus hijos no es nuevo. El problema es que gracias a las redes sociales, sobre todo Instagram, esta tendecia se está normalizando. Cada vez hay más pequeños influencers en internet, y mientras las marcas dan jugosas ganancias a los progenitores, sus "vidas" quedan expuestas. ¿Se vale?

Te invito a leer este interesante reportaje de Cristina Díaz del Huffington Post México. Realmente digno de reflexionar.

Alonso Mateo fue uno de los primeros "niños influencers" en México

Era 2014 e Instagram comenzaba a ser un territorio de deseo. De entre todos los usuarios que buscaban destacar por sus outfits, el niño mexicano Alonso Mateo fue quien marcó pauta. Con apenas seis años, Alonso abrió su cuenta y comenzó a postear fotos vistiendo marcas de lujo y posando con una notable confianza. Mateo "el niño fashionista" y su madre y stylist, Luisa Fernanda, encargada de administrar la cuenta Alonso.Mateo y la suya Luisafere, consiguieron miles seguidores y admiradores en muy poco tiempo.

Para rematar el éxito, Alonso logró hacerse una foto a lado de Brad Pitt en la alfombra roja de Maléfica durante la premier en Los Ángeles. Entonces la revista US Weekly lo apodó el mini-me del ex de Angelina Jolie. Unos meses después, Alonso fue portada de la revista Quién.

Cuatro años después, la cuenta de Alonso Mateo parece estar en pausa, sin embargo la de su madre tiene más de medio millón de seguidores y sigue activa. A principios de este año, Vogue París publicó la lista de los niños más fashionistas en IG. El mexicano Alonso Mateo es parte de esta. De igual forma, Harper's Bazaar publicó su top 15. Alonso Mateo también figura en ella. De ese tamaño internacional es Alonso, y ningún otro niño mexicano puede igualarlo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Don't stress. / Do your best. /Forget the rest. #YearRoundWishes #GreetingsEveryone #AquiConMiguelitoMyers #TuYYoSomosUnoMismoUoUo

Una publicación compartida por Luisa Fernanda Espinosa (@luisafere) el 13 de Oct de 2018 a las 5:39 PDT

El primer caso infantil como influencer en nuestro país despertó la imaginación de cientos de padres que repetirían la fórmula: pequeño+bonito+bien vestido+Instagram= Influencer seguro. La primera motivación podría ser la del ego y la fama, pero la industria de la moda y la belleza comenzaron a ceder monetariamente hablando.

Hoy la competencia es una guerra donde todo se vale. ¿Abuso por parte de los padres? ¿Explotación infantil? Nadie habla de ello. Las marcas están dispuestas a pagar como lo hacían antes para comerciales o programas de televisión. Los padres están dispuestos a invertir no solo el tiempo y la energía propia y de sus hijos, sino que además no parece que le vean un lado negativo al asunto. ¿Alguien dijo Luisito Rey?

Sin embargo, sabemos que no todo lo que brilla es oro, y más cuando se trata del mundo digital y las redes sociales. La compra de seguidores, las publicaciones fingiendo promoción, las fake lives...

Nos adentramos en este mundo para descubrir otras historias y tratar de entender qué es real y qué no.

Sienna Gorina: la niña de porcelana

Ella es Sienna Gorina, una influencer con más de 39 mil seguidores.

Desde que nació, literalmente, la primogénita de la diseñadora de moda y bloguera Michelle Torres, Sienna Gorina, tiene su cuenta en Instagram. Hoy, con apenas tres años, suma más de 39 mil seguidores y 355 posts. Esto es unos 120 posts al año. "The official and only Instagram for Sienna Gorina run by her mother" @Michelle2Torres se lee su perfil. Sí, en inglés.

Siendo hija de una mujer famosa dentro de la sociedad mexicana, la bebé "tenía todo" para triunfar en las redes. Muy pronto, Sienna se convirtió en una modelo a seguir. La pequeña parece muñeca de porcelana. Pelo güero y ojos claros, vestida con las últimas tendencias de moda. Por si fuera poco, vida de jet set: fotografiada junto a una gran calabaza de puntos de Yayoi Kusama en la isla Naoshima, en Japón, o posando en la terraza del Peninsula en París. Para sabores locales, Siena viajó a la tan de moda Laguna de Bacalar, en Quintana Roo.

En la cuenta existen algunas menciones de marcas entre las que se pueden ver Liverpool, Bandai México y Distroller. Son pocas en realidad, pero Sienna es una marca en construcción.

Los comentarios por parte de los usuarios suelen ser positivos, del estilo "qué linda", "muñeca", "la más tierna" y "te amo", entre otros halagos.

De lo digital a los medios impresos

Sienna, Michelle y sus nuevas dos hermanas gemelas de apenas unos meses, Gala y Masha, que también ya tienen cuenta en Instagram, posaron ya para la revista ¡HOLA!, publicación que a veces suele pagar a las celebridades por salir en portada.

Sienna podrá tener sus fans, pero Michelle tampoco deja de lado su blog. En su cuenta, con más de 400 mil followers, también sube fotos de su hija. Algunas publicaciones comerciales, incluso, de Old Navy, por ejemplo.

Ella son Michelle Torres, Sienna y sus hermanas Gala y Masha.

 

Detrás de cada filtro hay un interés por monetizar, y el caso de Sienna y Michelle no es la excepción. Intentamos comunicarnos con la diseñadora para preguntarle sobre la vida virtual de sus hijas, pero no recibimos respuesta por parte de ella hasta el momento de esta publicación.

Sin embargo, agentes de relaciones públicas le revelaron a HuffPost México que hay influencers que cobran hasta 40 mil pesos por publicación o mención.

"Como agencia de relaciones públicas siempre buscamos intercambios. En vez de pagarles [en efectivo] les damos productos o ropa. Claro, hay influencers que ya tienen los suficientes seguidores y por eso pueden cobrar", le dijo a HuffPost México una agente cuyo nombre pidió no ser publicado. "Tenemos casos de personas que nos piden 40 mil pesos por mención", añadió.

40 mil pesos, ¿con base en qué?

Existen herramientas como Influencer Marketing Hub o Web Fluential que las agencias utilizan para medir el impacto y el "verdadero valor" de una mención en internet. De hecho, recientemente Instagram anunció una limpia de usuarios a todas las cuentas, lo que evidenciará a muchos en la red social con más auge en la actualidad.

Sienna Gorina que tiene 39 mil seguidores, podría cobrar entre 20 y 40 mil pesos (452 salarios mínimos) por foto. Sin embargo, desconocemos cuánto cobra por posteo y si el cobro también depende de la marca que venderá.

"Los niños no son los que cobran, detrás de ellos están los padres de familia, en especial las madres. A veces ellas mismas piden que las campañas sean madre e hija", comentó la publirrelacionista, quien también reveló que hay madres a las que no les importa "sacrificar" el dinero con tal de que una marca de juguetes, por ejemplo, les regale productos.

"Preferimos tratar directamente con el influencer porque cuando hay un agente o mánager de por medio, puedes llegar a cobrar hasta 10 mil pesos extras", compartió. Existen también paquetes de redes —no es broma—, si una celebridad es mucho más fuerte en Twitter que en Instagram, puede cobrar más por la red del pajarito que la otra.

Sienna Gorina podría cobrar hasta 40 mil pesos por un posteo

¿Qué tanto ha crecido la industria de los influencers?

De unos años a la fecha, las marcas que organizan eventos y buscan promocionarse a través del mundo digital piden con mayor frecuencia influencers sobre celebridades o los llamados socialités. "Pasamos de tener cinco influencers a 30 por evento", explicó la agente. Sin embargo, recordemos que todavía muchas empresas prefieren pagar en especie, e influencers (niños y mayores) que aceptan el intercambio.

De acuerdo con Adweek, hoy en día casi el 70% de las marcas piensa y destina presupuesto a los influencers para hacer una campaña publicitaria. Para darnos una idea, el mundo digital generó 2 mil millones de dólares en 2017 a nivel internacional, y se espera que crezca a 10 mil millones de dólares para 2020, según este medio.

Sin embargo, el futuro del marketing a través de los influencers, asegura una nota publicada por Forbes, está sujeto a cambios en las tendencias, audiencias y tecnologías. Un factor, por ejemplo, será la demanda de autenticidad por parte de las audiencias. Al pasar la novedad, ya no será tan fácil enganchar ni a seguidores ni la confianza plena de ellos. Ya no será tan fácil sorprender. O bien, como lo comentó el año pasado Vanessa Friedman en The New York Times, podríamos ver el descenso del mundo de los influencers a medida que las leyes en Estados Unidos exigen que se haga explícito en la publicación cuando ésta sea pagado por una marca, o bien, cuando los mismos seguidores no ven congruencia entre sus expectativas sobre su ídolo y su contenido.

Lara Campos tiene más de 466 mil seguidores en Instagram.com

Lara Campos, la próxima entrevistadora

Se presenta en sus redes sociales como actriz y youtuber. Y con tan solo seis años, Lara Campos tiene 460 mil seguidores en Instagram y más de 253 mil en YouTube.

La niña ya ha participado en telenovelas como La doble vida de Estela Carrillo, de Televisa, en la que apareció como hija de Ariadne Díaz y David Zepeda. Como youtuber, Lara tiene un programa de corte infantil que se llama El chou de Lara Campos, en el que aparecen marionetas y otros influencers, como Sebastián Urdiales. Así que esta pequeña celebridad tiene una estrategia multimedia.

La "vida" de Lara está llena de publicaciones alegres y de corte más infantil que fashionista. Aquí no vemos a un personaje que juega con la moda sino que es muy feliz en un mundo lleno de amor que le sonríe. Y aunque los textos de las imágenes están escritos en primera persona, como si fueran las palabras de Lara, resultan forzados. Frases motivacionales como "QUE LA UNIÓN DE LOS MEXICANOS SEA LA LUZ QUE NOS MANTENGA SIEMPRE DE PIE...", y la conocida fórmula para crear engagement pidiéndole a sus seguidores que comenten con emojis son parte de su estrategia.

Las imágenes de Lara son fotos de alta calidad. Y es que Campos cuenta con un equipo detrás de ella. Lara siempre aparece alegre, y también suele publicar fotos con otros influencers.

Recientemente Lara asistió a los Kids' Choice Awards, ya que fue nominada como Mejor revelación.

Pareciera que Lara se está preparando (mejor dicho, la están preparando) para ser la próxima entrevistadora de las estrellas.

Lara Campos también tiene un canal en YouTube

 

¿Cuáles son las consecuencias psicológicas de esta exposición pública?

Crecer bajo la mirada de miles e incluso millones de personas puede tener repercusiones a largo plazo. "Ninguno de estos pequeños eligió estar en redes sociales. No fue una decisión a conciencia. Esto, a lo largo de su vida, puede tener repercusiones", aseguró a HuffPost México la psicóloga Nasnia Oceransky, coordinadora del posgrado de Psicología de la Universidad de las Américas en CDMX, quien también señaló los riesgos mentales y sociales que pueden desarrollar los pequeños influencers.

Para Oceransky, los riesgos mentales van desde episodios de ansiedad, problemas de autoestima y autoconcepto, pues basan su "validez" como personas en los mensajes que les llegan y la cantidad de "likes" que generan. El problema, según la terapeuta, es que los pequeños comienzan a medir su aprobación y su autoestima con likes y comentarios.

Oceransky asegura que las redes sociales no son malas, pero hay que aprender a usarlas. Asegura que no es lo mismo ver a un niño usando sus redes y empoderado, que alguien controlando la imagen que proyecta al mundo.

"Cuando el niño comience a crecer y vea de qué va todo esto, se enfrentará a la toma de decisiones y al enfrentamiento familiar. Si tu mamá te ha dicho toda la vida que esto está bien, lo creerás, pero luego vas a cuestionar y decidir", comentó la experta.

El problema no es solo lucrar con ellos, sino sexualizar a los niños a tan corta edad. "Su identidad podría estar encajonada en que si no es un ser sexual para otros, no tiene valor", explicó la psicóloga.

En las cuentas de Siena, Gala, Masha y Lara, solo se leen comentarios positivos. Esto puede ser porque su comunidad es muy amable o porque quienes manejan las cuentas bloquean los mensajes negativos. En cualquier caso, es una realidad virtual que no corresponde a lo que sucede allá afuera.

Eventualmente, esto niños tendrán que enfrentarse con la realidad y descubrir quiénes son, más allá de las redes sociales.

"Una vez creado el personaje, porque dudo mucho que anden por la vida en bikini o posando en todos lados, y crean que su valía como persona depende de esta 'fama', deshacerse de esta idea es muy difícil", añadió la psicóloga.

Sobre este tema, el medio británico The Guardian entrevistó a John Oates, fundador del British Psychological Society's Media Ethics Advisory Group, y quien ha estado apoyando al gobierno británico a generar las leyes de los niños celebridad. Oates señala que los niños youtubers no se enfrentan necesariamente a los mismos riesgos que llevaron a las estrellas infantiles tradicionales como Lindsay Lohan o Macaulay Culkin. El profesor explica que el comportamiento destructivo no es necesariamente causado por el estrés de ser una estrella infantil. Y añade que si un niño tiene un "apego seguro", lo que significa que confía en que los adultos que lo rodean sean una base segura en momentos de angustia, los daños potenciales pueden aliviarse.

 

Todos quieren ser famosos

Con la ayuda de Mexican Fake Blogger, una cuenta especializada en mostrar los fraudes que hacen ciertos influencers, logramos identificar algunas otras cuentas infantiles de Instagram posicionadas entre el público.

Esta joven tiene más de 1.5 millones de seguidores

- Isabella de la Torre, "La Bala", con un millón y medio de seguidores.

Feliz, espontánea

- Gibby Jime, con 1.2 millones de seguidores en Instagram.

 

Alfonso padre, Alfonso hijo

- Ponchito De Nigris III. ¿Les suena el nombre? Sí, es hijo de Alfonso De Nigris, conductor de diversos shows en Monterrey. Su hijo tiene alrededor de 160 mil seguidores.

 

Una bebé con 60 mil seguidores

Ponchito no está solo en esto, su padre y su madre, Marcela Mistral, también han incluido al mundo de Instagram a su pequeña Isabella De Nigris, quien ya cuenta con más de 60 mil seguidores.

 

Respetar la privacidad de los pequeños

Como en todo, siempre está el otro lado de la moneda. Así como hay mamás influencers que han decidido publicar cada paso de sus hijos, hay otras blogueras que prefirieron no hacerlo. La exbloguer, Sandra Bada, explicó, por ejemplo, que decidió bajarse de este tren y evitar compartir imágenes de sus hijos en la red con el fin de respetar su vida y entender que ellos son seres independientes a ella. De ahí que crea que sus hijos, el día que tengan un perfil en Facebook u otras plataformas, será porque fue su decisión.

"Manipular la imagen de un niño es un abuso porque se vuelven un producto", le dijo a HuffPost México la mamá de dos, quien también comentó que no publica imágenes de sus hijos por cuestión de seguridad.

"Puedes tener un millón de followers, pero no sabes quién te está siguiendo", expresó Bada. "Yo dejé de ser bloguer porque me di cuenta de los riesgos que corres al exponer tu vida. Cualquiera puede robar tu imagen y quién sabe qué pueden hacer con ella. Imagínate con la de los niños", añadió.

Es imposible saber cuánto tiempo puede durar la fama de un niño influencer en redes sociales. Sin embargo, la creciente demanda de las marcas que prefieren publicitarse por medio de "gente normal" —a actores y celebridades— ha provocado que más y más padres de familia expongan a sus hijos a este mundo virtual.

Será dentro de unos años cuando sepamos, de viva voz, lo que fue crecer bajo una cámara, un "me gusta" y la aprobación virtual.

 

Vía The Huffington Post México

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

 

Suscribete a Me lo dijo lola para que te dé los mejores tips

MÁS TIPS PARA TI

MÁS TIPS PARA TI