5 consejos para cuidarse al tener sexo anal

iStock

iStock

5 consejos para cuidarse al tener sexo anal

Para muchas personas el sexo anal es percibido como una práctica controvertida y dolorosa, sin embargo, lo cierto es que, para otras, esta técnica de coito puede resultar atractiva, sensual y excitante.

Ya sé que es un tema polémico y a muchas no les gusta si quiera pensar en la posibilidad, pero es simplemente una alternativa más. Ni lo promuevo ni lo rechazo, solo te comparto la información que me proporcionó la sexóloga Ana Verde.

Una práctica antigua

Los orígenes del sexo anal se remontan a la antigua Roma y está documentado por poetas de la época como Horacio.

En la actualidad, datos de la Secretaría de Salud reflejan que, aproximadamente, el 40% de las parejas heterosexuales lo han intentado al menos una vez y que entre el 10% y el 20% de las parejas lo practican con regularidad.

A favor o en contra, esta oposición de puntos de vista puede ser desconcertante  (lo es también para mí). Pero no podemos negar que existe y es posible que sientas curiosidad por intentarlo.

Si, en conjunto con tu pareja, han acordado experimentar el sexo anal, Ana Verde, sexóloga de Prudence, me platicó cinco consejos que quizá puedan servirles:

 

1. Utilicen lubricante.

Pídele a tu pareja que unte lubricante sobre sus dedos ya sea el medio y anular o el medio y el índice, debe aplicarlo en la zona anal y masajear sin introducir los dedos. Si lo prefieren, para una mejor higiene, utilicen un guante de látex durante esta actividad. 

2. Asegúrense de estar listos los dos​.

Antes de iniciar la acción pregunta a tu pareja si está convencido y pregúntate a ti misma si quieres probarlo. Si ya están listos, indícale que inicie la penetración procurando hacerla de manera lenta y cariñosa, verifiquen que el área esté constantemente lubricada. Recuerda que cualquier tipo de relación con tu pareja debe ser consensuada y nunca debe ser forzada.

3. No olviden el toqueteo previo.

Estas acciones son las que los harán entrar en confianza y los relajarán para que la penetración no sea dolorosa, toma en cuenta que el ano toma tiempo en dilatarse, así que tómenselo con calma. Otra opción es relajar el esfínter con la lengua. Puede colocar lubricante y sobre un dique de latex jugar con su lengua. Esto es lo que se conoce como beso negro o rimming (el uso de un lubricante de sabor puede ser una buena idea).

4. Utilicen condón.

Las infecciones de transmisión sexual como el VIH se pueden contagiar a través del ano ya que su mucosa es frágil y sensible. Procuren que el condón esté bien lubricado, para lograrlo puedes agregarle lubricante a base de agua, nunca de aceite porque se rompe.

5. ¡Siéntanlo!

Dile que relaje su zona pélvica, incluso antes de que entre, es recomendable que puje un poco y disfrute la sensación, hay dos anillos musculares por pasar y cada uno debe ser tratado con cuidado, una vez dentro pueden moverse poco a poco hasta que sientan que pueden aumentar la intensidad. Cuando estén en este punto ¡prepárense para alcanzar el orgasmo! Recuerda que con una buena experiencia y acercamiento erótico puedes mejorar la vida sexual con tu pareja o cómplice sexual. Al decidir que quieren experimentar esta práctica, los dos deben de estar totalmente de acuerdo. 

Por último quiero recalcar que, como todo en sexualidad, esta debe ser una decisión consensuada. Si no estás decidida nadie te puede obligar a hacer algo que no te late, también es importante respetar a la pareja, la decisión es solo de ustedes.

Ah y, ¿te digo algo? El sexo anal no es una práctica exclusiva de él hacia ti (aunque es verdad que estas recomendaciones son más enfocadas en el varón)... ¿Sabías que existe el punto P? Le llaman el punto G masculino y se encuentra justo en el ano, en la zona de la próstata, así que estos jugueteos también puedes aplicarlos tú a él. Obviamente, siempre de común acuerdo (perdón por la reinteración jaja). 

 

¿Qué piensas?

Videos Recomendados

Tips de nuestra red

 

Suscribete a Me lo dijo lola para que te dé los mejores tips

MÁS TIPS PARA TI

MÁS TIPS PARA TI